Las fases de la Luna para gestionar tu energía y creatividad

Las fases de la Luna: una guía para gestionar mejor tu energía y creatividad

Conocer el significado de las principales fases de la luna puede serte útil para gestionar mejor tu energía y creatividad a lo largo del mes.

La Luna es, por excelencia, tu maestra estelar en materia de ciclicidad. Se oculta en la sombra, crece con fuerza, brilla plena en la oscuridad y mengua tímidamente. Todo eso en un plazo aproximado de 28 días, lo mismo que dura el ciclo menstrual

Tengas o no la regla, tú también pasas por diferentes fases a lo largo del mes. Eres cíclica, como la Luna. Hay días en los que no estás para nadie; días en los que te comes el mundo; días en los que irradias luz y días en los solo quieres hacerte un ovillo en el sofá.

Ser consciente de tu ciclicidad es bien. Detectar tu ciclos te permite comprender y aceptar tus propias fluctuaciones emocionales, creativas y energéticas a lo largo del mes. 

En lugar de sentirte frustrada o avergonzada por tus cambios de humor, tu falta de foco o tus bajos niveles de energía, si conoces tus ciclos puedes adaptar tu estilo de vida y tus hábitos diarios a tus necesidades en cada fase del mes. 

Así que te recomiendo que cojas papel y boli, mires al cielo y registres cómo sientes tu energía y tu creatividad durante cada fase del ciclo lunar. 

La Luna tiene cuatro fases principales: la Luna nueva, el cuarto creciente, la Luna llena y el cuarto menguante. Cada una de ellas tiene un efecto diferente en la energía y la creatividad femeninas.

Veamos las características de cada fase del ciclo lunar.

Luna nueva: descanso e introspección

Durante la Luna nueva la energía es baja. Es un momento de reflexión y renovación. Esta fase es propicia para la introspección y la meditación, y para considerar qué objetivos y metas son importantes de cara al próximo mes.

La Luna Nueva tiene correlación con el inicio del ciclo menstrual. Puedes experimentar un mayor cansancio físico y sentirte más sensible, por lo que quedarte «en la sombra», tomarte un tiempo para ti misma y una dosis extra de autocuidado te va a venir muy bien.

La creatividad en esta fase puede no estar boyante, pero también existe la posibilidad de que necesites expresar toda esa sensibilidad a flor de piel. Ten a mano tu diario.

Cuarto creciente: pasando a la acción

Cuando la Luna pasa a cuarto creciente es un momento para tomar medidas y actuar en consecuencia. La energía está aumentando , por lo que es la ocasión ideal para planificar, aceptar desafíos retantes y trazar nuevos planes. 

El cuarto creciente sería análogo a la fase folicular del ciclo menstrual. Tras la menstruación, sales del letargo, te «creces». Tu energía, tu motivación y tu productividad aumentan. Tienes foco y estás lista para darlo todo. 

La creatividad en esta fase de cuarto creciente también está en un buen momento, por lo que puedes aprovechar para explorar nuevas ideas y avanzar en tus proyectos.

Luna llena: tiempo de brillar

La Luna llena es sinónimo de alta energía y emoción. De brillo. Es un momento de mayor sensibilidad emocional, y puede ser la oportunidad perfecta para celebrar los logros y reconocer el progreso.

La ovulación es la fase de la menstruación que tiene relación con la Luna llena. Durante estos días estás on fire. Brillas. Te sientes enérgica, plena y sube tu nivel de confianza, motivación e inspiración.

Aquí la creatividad está también por las nubes, por lo que es el momento ideal para dar forma a esas ideas que venías gestando en la fase de cuarto creciente.

Cuarto menguante: soltando lastre

El cuarto menguante es una fase para dejar ir lo que ya no es necesario y centrarte en tu purificación física, emocional y energética. Es un buen momento para completar proyectos, bajar el ritmo y mimarte.

Relacionada con la fase lútea de la menstruación, cuando la Luna pasa a cuarto menguante la energía cae tras la intensidad de las dos fases anteriores. Es importante no autoexigirte, descansar lo que necesites y entregarte a tus rituales de autocuidado.

Más que creativa, en esta fase de cuarto menguante puedes sentirte más intuitiva y perceptiva, por lo que puede ser un buen momento para reflexionar, analizar y planificar.

Observa tu propia ciclicidad

Tener en cuenta las fases de la Luna puede ser una guía útil para gestionar mejor tu energía y creatividad a lo largo del mes, pero nadie mejor que tú sabe lo que tu cuerpo, tu mente y tus emociones necesitan en cada momento. 

Tu ciclicidad es única, como tú. Obsérvate, escúchate y honra tus propias fases.

Cerré mis ojos para mirar dentro y encontré un universo esperando ser explorado.

YUNG PUEBLO
Pilar M. Peña

Pilar M. Peña

Redescubriéndome cada día gracias a la astrología. «Y para que todo resulte a tu manera, redacta para ti mismo tu norma y convierte tu otoño en primavera».

Por si te apetece seguir curioseando...

Qué necesita tu niña interior

¿Sabes qué necesita tu niña interior para sentirse segura?

La Luna simboliza la niña que fuiste y que todavía vive en ti. Ella desempeña un papel vital en la forma en la que sientes, reaccionas y te relacionas. 

Descárgate gratis la guía «Luna, la pequeña que habita en ti» para conocer a tu niña interior, tomar las riendas de tu mundo emocional y tener relaciones más maduras, saludables y enriquecedoras.

error: